Mujeres contando en voz alta

Es un feminicidio, no un asunto de inseguridad

No nos llamemos a engaños, lo ocurrido a Karina del Pozo no es un crimen contra las mujeres resultado de la inseguridad o del incremento de la delincuencia común en Quito, sino un feminicidio cometido por un grupo de  amigos ocasionales.

Por Nelly Valbuena Bedoya

Dejar el crimen en el terreno de la inseguridad, es abandonarlo a la suerte de las estadísticas que los medios registran, sin reflexionar sobre las implicaciones que tiene para una sociedad  el  feminicidio.

Esta tendencia delincuencial solo sirve para aterrorizar, aún más, a una opinión pública confundida y desde luego no contribuye a movilizarla en torno a la barbarie que conlleva la violencia contra las mujeres, aumentando con ello, ahí sí, las estadísticas de la impunidad y de paso alimentando las estructuras patriarcales  que persisten.

Poner el caso en el terreno del feminicidio, es reconocer que vivimos en una sociedad machista que admite y tolera la violencia contra las mujeres, que la naturaliza, la justifica, la minimiza y, que de paso culpabiliza a sus víctimas. La indignación inicial que provocó el hecho, se confunde con expresiones que por poco absuelven a los victimarios y responsabilizan a la víctima, por las torturas a las que fue sometida, por la violencia sexual y su posterior asesinato.

Karina del Pozo salió en compañía de un grupo de amigos y nunca regresó a su casa. Sus familiares la reportan como desaparecida el 19 de febrero en el sector del centro comercial El Bosque, al norte de la ciudad, en donde se le vio por última vez. La autopsia de la joven de 20 años, confirma que fue golpeada en el rostro y la cabeza;  abusada sexualmente y asesinada, con golpes pertinaces en el cráneo, la misma noche de su desaparición. Los asesinos arrojaron luego su cuerpo en la quebrada de Llano Chico, hasta donde, al parecer llegó con vida, pues en sus ropas y uñas se encontró tierra.

Toda esta horrenda historia conduce a un feminicidio cometido por personas cercanas a la víctima, quienes tras el delito entregan informaciones confusas y erróneas a las autoridades, con el propósito de evitar que se encontrara el cuerpo. En su proceder se evidencia no sólo crueldad sino cinismo. Uno de los autores, por ejemplo, en su facebook al día siguiente escribe: "¡qué chuchaqui! (guayabo o resaca). 

¿Femicidio o feminicidio?

Cuando se habla de femicidio o feminicidio estamos hablando de lo mismo, pero para que no haya lugar a confusiones y, sobre todo, para que no se caiga en la impunidad por desconocimiento, aclaremos el término y veamos su recorrido histórico. Así podremos llamar al pan pan y al vino vino.  

Empecemos por aclarar que la palabra femicidio viene del término anglosajón femicide que surgió como aporte de la academia feminista anglosajona en la década del 90, en diálogo y trabajo conjunto con las organizaciones de víctimas y del movimiento feminista. Así pues la construcción del modelo femicidio-feminicidio tuvo entre sus fuentes la revisión de las cifras de asesinatos cometidos por hombres y mujeres, en las que se evidenció que la mayoría correspondía al género masculino. Esto no ha cambiado, más bien se han incrementado los casos, aunque muchos se queden escondidos en las crónicas rojas y no pasen de ser considerados por la prensa como crímenes pasionales, asesinatos por celos, violencia intrafamiliar o la salida fácil, el resultado de la inseguridad.

El término femicide no es nuevo, se empleó por primera vez hace más de dos siglos en Inglaterra, en 1801, por el A Satirical View of London para tipificar “el asesinato de una mujer” y al traducirlo al español es femicidio. El concepto femicide, según Diana Rusell, es el asesinato de mujeres por hombres, basados en el simple hecho de ser mujeres.

Diana Rusell, de origen surafricano y doctora en psicología social, escuchó por primera vez la palabra femicide en 1975, cuando le hablaron de la antología sobre feminicidio que preparaba la escritora americana Carol Orlock. La palabra entonces le pareció precisa, según relata, para referirse a los asesinatos sexuales de mujeres cometidos por hombres y la incluyó en su ponencia, sobre esta forma extrema de violencia contra las mujeres, para el Primer Tribunal Internacional de crímenes contra mujeres, celebrado en 1976 en Bruselas. Tribunal que estuvo presidido por Simone de Beauvoir. A partir de  1990 la autora trabaja teóricamente el término.

En América Latina la antropóloga y feminista mexicana Marcela Legarde traduce el término femicide como feminicidio, categoría que ella misma difundió en su país para llamar la atención sobre los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez y Chihuahua. El argumento que sustenta su tesis es que femicidio en español equivale a homicidio y por lo tanto solamente significa asesinato de mujeres en tanto que feminicidio abarca un “conjunto de violaciones a los derechos humanos de las mujeres que contienen los crímenes y las desapariciones de mujeres y que, estos fuesen identificados como crímenes de lesa humanidad”.

Para esta corriente el feminicidio es también el genocidio contra los grupos de niñas y mujeres y se da por parte de personas conocidas y desconocidas, “por violentos, en ocasiones violadores, y asesinos individuales y grupales, ocasionales o profesionales, que conducen a la muerte cruel de algunas de las víctimas. No todos los crímenes son concertados o realizados por asesinos seriales: los hay seriales e individuales, algunos son cometidos por conocidos: parejas, ex parejas parientes, novios, esposos, amigos, acompañantes, familiares, visitas, colegas y compañeros de trabajo; también son perpetrados por desconocidos y anónimos, y por grupos mafiosos de delincuentes ligados a modos de vida violentos y criminales. Sin embargo, todos tienen en común la idea de que las mujeres son usables, prescindibles, maltratables y desechables. Y, desde luego, todos coinciden en su infinita crueldad y son, de hecho, crímenes de odio contra las mujeres”.

Marcha_Justicia_Karina_del_Pozo.jpg Marcha sábado 2 de marzo de 2013. Punto de encuentro Cruz del Papa, en el  parque La Carolina.

|

Comentarios

Hola a todas y todas, mil gracias por sus comentarios, efectivamente he decidido suspender el comentario de "mario" pue éste conduce a que nos expresemos de manera violenta. No estoy de acuerdo con la que dice "Mario" pero eso no me da el derecho de responderle con palabras que no van. En este blog se puede opinar sobre los temas lo que se desee pero sobre la base del respeto y la tolerancia, pero sobretodo haciéndonos responsables de lo que decimos, ah y no insultamos a nadie!

Les animo a seguir participando!

Responder

Mario te me caiste estaria bueno que te censuren no aportas en nada con tu comentario

Creo que deberian sensurar el comentario machista de "Mario" (cualquiera puede lanzar piedras y decir estupideces en el anonimato de internet) a veces parciera que solo siendo mujer se puede entender la cantidad de abusos que se comete  en nuestra contra y que estan arraigados en la sociedad como normal

Responder

Realmente es un horror el comentario de tal "mario" pero me pregunto si lo deben censurar o no? Pues cuántos marios tenemos, que creen que las mujeres somos las culpables de lo que nos pasa. Yo creo que esta es una muestra de lo`poco que saben sobre lo que nos pasa a las mujeres. Buen artículo!

Responder

Creo que deberian sensurar el comentario machista de "Mario" (cualquiera puede lanzar piedras y decir estupideces en el anonimato de internet) a veces parciera que solo siendo mujer se puede entender la cantidad de abusos que se comete  en nuestra contra y que estan arraigados en la sociedad como normales.

Responder

No debe ser sensurado el comentario de "Mario", en vista de que ese tipo de comentarios son realizados por la clase de persona que provoca que la sociedad no avanze y siga estancandose en medio de la violencia de genero entre otros aspectos... Es importante que la gente vea lo que sucede si se sigue sensurando las conductas reprochables de este tipo de personas lo que se hace es ocultar una realidad latente dentro de nuestra sociedad... el Machismo y la violencia. Seamos realistas quien pierde pensando así no somos las mujeres es "Mario" porque no se da cuenta de que es algo que le puede suceder a su madre, hermana, novia, conocida lo que sea que tenga el... 

Responder

no sea machista amigo, y cae en su propia trampa quiere igualdad de genero y por que dices que tenian que cuidarle sus "amigas mujeres" por que no pudo ser sus amigos hombres, entonces en tus palabras ya se denota este machismo y se ve claramente que en tu igualdad ya pones a los hombres como los depredadores, entonces de que igualdad hablas, y nadie es ignorate!!! o peor esta niña asesinada es bruta es una VICTIMA.

Mujeres virtuales las de internet, la chica es un ser humano que fue asesinada eso es verdad; ""si fueran agradables las chicas como en colombia estoy seguro q nadie guardara rencor.......  esto si es de ignorantes, aprende a respetar a las mujeres y deja de ser machista.

Responder

Femicidio???? q ahora le vamos a decir a matar perros perricidio a los juanes juanicidio y a los pajaros pajaricidio...no hablen idioteces.... hombres y mujeres tienen igual derecho tribunal...que las mujeres sean en porcentaje mas victimas q los hombres no quiere decir q las leyes hay q darles un toque sexista... en estados unidos hay tanta proteccion a las mujeres q ahora ellas son las q aprovechan estas leyes para joder a los hombres porq alla se proteje sexistamente...los negros pueden insultar a los blancos y latinos y los blancos solo a sus madres.... yo no quiero un pais con leyes taradas q se basen en sexismo y terminos raciales.... una dama dificilmente se rodeara de patanes... esta historia esta muy corta para saber lo q sucedio con ella... y q exigen  q ahora la policia controle a las mujeres q amigos tener...con quien andar y no... para eso esta su mama... lo q le paso con ella no tiene q ver con inseguridad...ignorantes tiene q ver con q la muy bruta no supo escoger sus acompañantes y no ser precavida en tal caso si queremos cambiar algo q en esta historia resalte que sea el hecho que sus amigas mujeres no le cuidaron pues condenenlas tambien...q hay tipos con baja y nula moral... pues que se implemente una linea exclusiva para q las chicas q sufran agresion fisica y moral tangan la facilidad de delatar al sujeto asi este contenga un historial delictivo las cuales las chicas cuando conozcan a un chico puedan acceder a este y saber si alguna vez fue un patan o es respetable... pero q exigen SEGURIDAD EN LAS CALLES q no tiene nada q ver con la historia... saben porq en india se viola muchas mujeres...porq  escasean fisicamente y las mentes sin fe actuan de modos inaceptados....saben porq aca es un poquito parecido...porq las mujeres escasean virtualmente... si fueran agradables las chicas como en colombia estoy seguro q nadie guardara rencor ni pensamientos irregulares contra ustedes y reduciria el numero pero en vez de hacer eso lo q haran seran ponerse mas odiosas con la gente desconocido e ironicamente conseguir lo opuesto a lo q querian

Responder

Poner el caso en el terreno del feminicidio, es reconocer que vivimos en una sociedad machista que admite y tolera la violencia contra las mujeres, que la naturaliza, la justifica, la minimiza y, que de paso culpabiliza a sus víctimas.


Personas atroces que siguen justificando la violencia porque de ella hacen parte por lo general como autores naturalizan estos hechos ..." Sin embargo, todos tienen en común la idea de que las mujeres son usables, prescindibles, maltratables y desechables. Y, desde luego, todos coinciden en su infinita crueldad y son, de hecho, crímenes de odio contra las mujeres”.


 

Responder

Buen artículo! Nos hace falta reconocer que somos una sociedad enferma y que por eso matamos a nuestras mujeres. Cuánta responsabilidad tienen los medios en esto?

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar
64247790