Mujeres contando en voz alta

La carta del cáncer

Quito, marzo 6 de 2016

Economista Rafael Correa, Presidente de la República:

Le escribo como esposo de una mujer con cáncer de mama y metástasis en páncreas, hígado y huesos desde 2012, remitidas gracias a Dios y a las estrategias aplicadas; pero hoy con otras lesiones tumorales que estamos combatiendo.

Nelly_y_Alexis_La_Carta_del_C_ncer.jpg
Aunque nunca nos atendimos en SOLCA, sí sabemos de cánceres, metástasis, dolores crónicos, medicinas costosas, quimioterapias, cirugías, radioterapias y microcirugías que no se hacen por falta de plata. Algo sabemos de la vida que cambia para siempre y de la vulnerabilidad que se lleva en la punta de los dedos. 

Entiéndalo: no se trata de ‘salvar SOLCA’ sino la vida de sus pacientes. Su postura contraría hasta su reciente 'Alianza Público-Privada' en negocios y concesiones (de puertos, hidroeléctricas y carreteras), pero al parecer no en salud oncológica, costosa pero urgente, porque legalmente (¿no le ha explicado su Asesor Jurídico?) el cáncer es una ‘Enfermedad Catastrófica’ y, de no atender a tiempo a los pacientes, cometería una grave violación a los DDHH. 

Antes de cumplir su amenaza a SOLCA, sepa que no puede hacerse cargo de sus pacientes, porque ellos y sus familias no han sido consultados, y a eso le obliga la ley, más aún cuando el cáncer no puede esperar otra palabra que aquellas que aprendimos en estos años: “Urgente, Emergente, carrera contra el tiempo, y cosa de vida o muerte”. 

Tampoco podría hacerse cargo si no atiende primero las propias carencias; por ejemplo en el H-CAM, donde se atienden mi esposa y cientos de pacientes oncológicos: hace cerca de un mes nos avisaron que se agotaron los parches con morfina, para el dolor crónico que ella y otros pacientes padecen. 

Tan saturado está el sistema oncológico que el convenio de derivación del IESS con clínicas privadas hoy solo traslada pacientes a ¡SOLCA! Así que le pregunto: ¿Los pacientes derivados a esa 'Fundación' deben regresar a los hospitales públicos? ¿No le dijeron de chiquito: “Arregla tu cuarto, antes de arreglar el mundo”? 

Nunca nos hemos atendido en SOLCA, pero somos solidarios con todos sus pacientes y sus familias. Y por eso le escribo: Con sus declaraciones no solo promueve la insolidaridad, sino que alienta las condiciones para una demanda internacional, imprescriptible en el tiempo, por violación de derechos a la salud y a la vida de los pacientes oncológicos. 

Sería ese un camino largo, sí, en el que muchos pacientes oncológicos morirán y a otros solo les quedará su fe en Dios. Pero cada uno de ellos, sumará el saldo final por el que usted tendrá que responder en las cortes internacionales. 

Vea el vídeo para que comprenda por qué, al final de esta carta, le pregunto: Si hemos sido capaces de enfrentar por años a la muerte, ¿usted cree que no vamos a poder enfrentar su necedad? 

Atte., 


Alexis Ponce, defensor de DDHH


Notas relacionadas

Rafael Correa pidió a Solca sus instalaciones "si tanto les cuesta ser samaritanos"

En redes sociales piden que el Gobierno de Ecuador pague a Solca

Solca de Cuenca en dificultades por las deudas

Viceministra Verónica Espinosa. "Solca: El tema no se debe politizar; los perjudicados son los pacientes y su atención no está en riesgo"

Nebot dice que quitarle dinero a Solca es quitarle vida a los enfermos de cáncer

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar
64247790